Trabajos para 2ºB. 2ª evaluación.

Instrucciones:

  • Escribe tu nombre, apellido y curso (máximo 5 participantes por grupo) en los espacios reservados para los grupos después de estas instrucciones generales.
  • Contesta a las siguientes preguntas.
    • 1) Semejanzas y diferencias entre el concepto de autotrascendimiento de Agustín de Hipona y el de voluntad de poder en Nietzsche.
      • Para el primer concepto usa el tema sobre Agustín estudiado en clase. Para el segundo concepto usa el punto 4.2 del tema de Nietzsche y el enlace de Filolaberinto:"El devenir en Nietzsche"
    • 2) Describe brevemente el modo habitual de entender el paso del tiempo en nuestra cultura.
    • 3) Elabora una respuesta personal -en grupo- a estas preguntas:
        • a) ¿cómo entender el paso del tiempo si la realidad es voluntad de poder?;
        • b) ¿cómo entenderlo si es autotrascendimiento?;
        • c) ¿qué relación guardan ambos con el modo habitual de entender el paso del tiempo en nuestra cultura (semejanzas y diferencias)?

  • La versión definitiva del trabajo será la del día 28 de Enero.
  • El profesor evaluará esa versión (20% de la nota) y el proceso de trabajo en grupo con la reescritura del texto y los comentarios dejados en la pestaña "discusión" (80% de la nota).
  • Extensión mínima del trabajo: 15 líneas con este editor de texto.

[Fin de las instrucciones]




  • Grupo 1. Escribe tu nombre, apellido y curso a continuación (máximo 5 participantes por grupo).
1 Laura Jiménez Muñoz.
2 Patricia Moreno Rubio
3 Paula Somoza Rodríguez.
4 Sonia Aragonés Rodríguez
5Nerea Bernal Bedoya

Inicio del trabajo.
Respuesta 1:

Semejanzas:
Tanto San Agustín como Nietzsche buscan encontrar la verdad y la felicidad mediante la superación, el ansia de llegar a más,de buscar objetivos y empeñarse en conseguirlos. Ambos proponen un camino para lograr la felicidad, San Agustín mediante Dios y Nietzsche mediante los propósitos buscados y el intento de conseguirlos.

Diferencias:
Para San Agustín la felicidad se obtiene a través del autotrascendimiento hasta llegar a Dios, el objetivo final del camino. Sin embargo para Nietzsche las metas sólo pueden cumplirse cuando nos libramos de Dios, ya que éste limita al hombre impidiendo su autorrealización, y además defiende que el devenir es la voluntad de poder. Estas metas son infinitas, nunca terminan y siempre nos proponemos más. Para Nietzsche iniciar el camino de busqueda significa ''buscar el porvenir'', mientras que para San Agustin consiste en autotrascenderse.
Bien, aunque algo breve
Respuesta 2:

El tema del paso del tiempo es quizás, uno de los hechos que no deja indiferente a nadie. Puede haber varias reflexiones sobre el transcurso del tiempo y sobre la vida: Una positiva, sosteniendo que este incansable dinamismo que posee, proporciona sabiduría, experiencia y corrección de errores pasados, lo que nos lleva a aprender y a mejorar como personas, llegando a conocer las virtudes y defectos de la vida en la que nos encontramos y otra posición negativa que todos hemos vivido alguna vez, como son el miedo y el temor causados por el desconocimiento sobre el futuro, tanto cercano como lejano. El paso del tiempo, nos hace conocer nuestra identidad, saber quienes queremos ser y nuestros objetivos en la vida. Muchas personas viven esperando que pase el tiempo para que lleguen determinados momentos que pasan muy rápido y mientras, no saben valorar el presente. Debemos ir tomando decisiones a lo largo de toda nuestra existencia, a veces más importantes y a veces menos, para lograr metas u objetivos, que solo se cumplen con el paso de esta, y cuando vemos realizados estos proyectos nos sentimos felices, pero esto requiere un progresivo esfuerzo.
El paso del tiempo, supone un problema para nuestra cultura en concreto, ya que nos negamos a aceptar el envejecimiento y la muerte (aunque tampoco estaríamos de acuerdo con quedarnos estancados en un momento, sino que nos ilusiona ese paso de tiempo a pequeña escala con la búsqueda de nuevos objetivos), mientras que en otras culturas son símbolo de alegría e incluso se realizan celebraciones, además, es algo que han tratado numerosas personas como filósofos, y un hecho que a obsesionado a autores literarios como Machado.
Por otro lado, en nuestra sociedad, el paso del tiempo se observa a través del progreso y los cambios que esta sufre. Vamos adquiriendo mayor poder para realizar nuestras acciones, por ejemplo, con las nuevas tecnologías como el teléfono, el ordenador, los nuevos medios de transporte y el avance en diferentes campos como ciencias, tecnología y medicina.Todo ello se ha conseguido gracias a los años de esfuerzo y trabajo que las nuevas generaciones realizan y gracias a nuestras ganas de superación, un ejemplo de progreso se observa en que inicialmente, se utilizaban herramientas y medios poco desarrollados y elaborados y más tarde, se ha conseguido ir perfeccionándolos mediante diferentes estudios y descubrimientos. Esto se puede ver reflejado en la opinión de Nietzsche, ya que defiende que vamos mejorando ??gracias al cambio y las ganas de superación.
En conclusión, el paso del tiempo supone que la historia se escriba y se renueve continuamente y debemos valorar todo esto para progresar.

Respuesta 3a:

Nos encontramos en un mundo cambiante, de inquietud y constante dinamismo. El tiempo es algo infinito e impredecible (algo que no esta en nuestras manos) para la persona, ya que nos proporciona la capacidad de superación mediante la creación de nuevos retos y metas, que no se consiguen deteniendo los progresos porque algunos hallan sido ya alcanzados, sino esforzándonos siempre por conseguir más, para autosuperarnos y evolucionar en todos los sentidos.
El tiempo en el pasado supone una limitación, pero en el futuro una oportunidad de progreso, de conseguir alcanzar esa voluntad de poder.En definitiva se trata de alcanzar el mayor límite posible. Debemos buscar todas las metas que nos hagan llegar hasta el límite que conocemos por felicidad y en el cual nos sentimos satisfechos con nuestro trabajo realizado y con nuestro progreso logrado. Nietzsche no cree en el progreso.

Respuesta 3b:

El paso del tiempo como autotrascendimiento supone vivir encaminado hacia una meta, autotrascendernos para llegar a Dios y asi conocer la verdad. Nuestra vida interior se ve orientada hacia ese fin, ese conjunto de experiencias intrapersonales que acumulamos a lo largo de nuestra vida y nos acercan a la felicidad. A medida que transcurre el tiempo vamos formándonos interiormente hasta alcanzar a Dios, donde finaliza nuestra búsqueda para alcanzar la plenitud espiritual.En definitiva según nos dice este autor para alcanzar la felicidad necesitamos que el tiempo pase y este no nos debería preocupar porque a través de él, llegariamos a conseguir el amor a Dios que es lo único que nos hace felices.

Respuesta 3c:

Ambos autores consideran el tiempo como algo cambiante. Para la sociedad el pasado es algo que no podemos cambiar y que en ocasiones limita nuestra vida, pero también vivimos en una sociedad basada en el avance, en la superación del ser humano y la investigación.

La experiencia que va adquiriendo el hombre con el paso del tiempo a parte de permitirle ir más allá de sí mismo, también le permite ir más allá de las cosas, con el consiguiente avance de la sociedad y las nuevas tecnologías con las que podremos desarrollarnos con mayor facilidad. Las diferencias quizás sean que no todo el mundo actualmente es creyente y por tanto para ellos el autotrascendimiento y la felicidad no se encuentran en Dios, pero pueden encontrar otros caminos y otras maneras de conseguirlo, como la superación personal y el logro de metas propuestas, ya que el ser humano siempre tiene deseos de avidez y de conocer más.

Correcto

Fin del trabajo.


  • Grupo 2. Escribe tu nombre, apellido y curso a continuación (máximo 5 participantes por grupo).
1 Andrea Ordoñez Ojeda
2 Susana Sanz Velasco
3 Noelia Pozo Marián
4 Karla Naula 2ºB
5 Irene Segovia Dorado

Inicio del trabajo.

Pregunta 1)

Semejanzas:
San Agustín y Nietzsche buscan la felicidad , ir más allá de si mismos, superar lo conocido y adentrarse en la búsqueda de lo desconocido. Agustín ¿busca lo desconocido?
Diferencias:La diferencia está en el método de esa búsqueda.Agustín realiza un proceso de interiorización, buscando la felicidad dentro sí mismo, autotrascendiéndose hasta llegar a Dios, que es su meta infinita. Ese camino que sigue no se haya en el exterior, sino el la propia experiencia que el hombre posee de su vida interior. Por el contrario, Nietzsche no necesita a Dios para alcanzar la felicidad y para ello debe librarse de él. Cuenta con el mundo exterior proyectándose hacia metas finitas que pueda superarse (voluntad de poder), pero después de su última meta buscará otra para superar de modo que sus metas finitas se convertirán en una sucesión infinita, y que solo terminará con la muerte???? del individuo.
Pregunta 2)

Einstein contribuyó a la física moderna con su intuición de que el tiempo lineal, junto con todo lo que ocurre en él, es superficial. El tiempo parece correr y moverse. La idea misma del espacio-tiempo nos mueve, acelera el ritmo de los momentos en que vive la humanidad. El tiempo y el espacio nos condicionan cuando nos vemos atados por ellos perdiendo el contacto con la realidad e ingresando a vivir en una ficción. Por tanto, se define un tiempo lineal y un tiempo subjetivo. Si comparamos momentos de nuestra vida cotidiana, podemos apreciar mejor las diferencias. Por ejemplo, al pasar una hora en una cola de carros para llegar a casa, se nos hace interminable el tiempo, mientras que pasar una hora con una persona que nos agrada hace que el tiempo nos parezca muy corto. Lo que quiere decir que el tiempo depende de la situación del observador y es subjetivo, cada uno de nosotros tiene un dominio personal sobre su sentido del tiempo. El control de ese tiempo subjetivo depende de cada uno de nosotros y si logramos alcanzar ese control, tendremos momentos felices que alargará nuestra vida.
El tiempo como una cuestión cultural es vivir en un presente fugaz, pero anterior a él hubo un pasado que ha condicionado este presente, y a su vez nuestro presente condiciona nuestro futuro. Nacemos e inevitablemente nos encaminamos hacia nuestra muerte. Ese camino por el que nos guiamos es el tiempo, un tiempo que transcurre a nuestro alrededor y que no tiene retorno. El tiempo tiene un valor muy preciado, por lo que hay que saber aprovecharlo.

Pregunta 3)


a) Si la realidad es voluntad de poder, Nietzsche entiende el paso del tiempo como algo imparable, inevitable, constante, por tanto, tendrá que adecuarse e ir superando sus metas a medida que avanza este hasta su muerte, cuando el tiempo llegue a su fin.el eterno retorno es lo sin fin

b) Si la realidad es autotrascendimiento, el paso del tiempo a San Agustín le resultará indiferente. Se aísla del mundo exterior para centrarse en sí mismo, en un proceso de interiorización ajeno al tiempo y a todo, tiene claro su único objetivo y dispone de todo el tiempo que necesite para conseguirlo.
c) Semejanzas: Ambos proyectan sus ideas hacia el futuro, sin mirar al pasado.No
Diferencias: Puesto que necesita desprenderse de Dios, a Nietzsche el tiempo le apremia, sólo dispone del que tiene en esta vida para alcanzar sus metas FINITAS, sin embargo, San Agustín sí cree en Dios y el tiempo es algo que no le preocupa, sabe que cuando llegue a Dios conseguirá un vínculo espiritual eterno.
A pesar de que Nitzsche no mira hacia el pasado, sostiene que nuestro pasado nos condiciona, por lo que el individuo que fuimos en el pasado está implícito en el individuo que somos en el presente, quien además influirá en la persona que seremos en el futuro. Sin embargo, Agustín solo tiene el cuenta el tiempo cuando habla de la salvación, al distinguir entre los individuos que se han autrascendido hasta llegar a Dios y los que no, cosa que solo se podrá comprobar al final de los tiempos.
Correcto
Fin del trabajo.



  • Grupo 3. Escribe tu nombre, apellido y curso a continuación (máximo 5 participantes por grupo).
1 Irene Zarza. 2º B
2 Sandra Vegas Martinez.
3 Noelia Caballero Garcia 2ºB
4 Beatriz Jimenez Poveda 2ºB
5Maria Ruiz Mediavilla 2ºB

Inicio del trabajo.

Primera parteSemejanzas: tanto Agustín como Nietzsche afirman que el camino que sigue el ser humano es un camino de superación, de metas que marcarse a uno mismo y de objetivos que alcanzar. Para ambos, la superación personal es un hecho que va impreso en la naturaleza del ser humano, que es capaz de ver más allá de los obstáculos y de lanzarse a la búsqueda de un modo posible para vencerlos; la cuestión es que el ser humano no se detiene y siempre tiene sed de más. Agustín lo llama "buscar más allá de sí mismo", y a esto mismo se refiere Nietzsche con otras palabras: "elevarse por encima de lo sido y buscar el porvenir"
Diferencias: la diferencia más fácilmente reconocible entre ambos autores es que Agustín le otorga al autotrascendimiento una connotación religiosa, refiriéndose a que aquello que el hombre trata de alcanzar es a Dios, pues constituye la meta última del ser humano y el modo en el que el hombre lograría conseguir esa felicidad que en sí mismo y en las realidades que le rodean no podrá encontrar nunca. Sin embargo, Nietzsche considera la figura de Dios como el principal impedimento en el camino hacia nuestras metas: constituye una represión, pero una vez que nos hemos liberado de Dios y del concepto que representa, nuestra naturaleza nos lleva por el camino de la superación, sin límites que puedan hacer que nos detengamos.
Muy bien
Segunda parte
El paso del tiempo en nuestra cultura está representado con el paso de unas etapas a otras, es decir, asumimos que durante ciertos años de nuestra vida dependemos absolutamente de nuestros padres hasta que a partir de la adolescencia, nos introducimos en el mundo de los adultos y somos los únicos responsables de nosotros mismos, y así sucesivamente. Si intentásemos resumirlo en una única frase, la cuestión sería la siguiente: la sociedad tiene una visión fragmentada de la vida, que se reduce a ir superando ciertas edades, cumplir ciertos objetivos por el camino e ir aceptando en la recta final que nuestro juego está acabando; sin embargo, hemos mecanizado en qué consiste vivir, o en qué supuestamente debería consistir vivir y la sociedad apremiante en la que nos encontramos fomenta aún más esta actitud generalizada. No se trata de observar como el tiempo y la vida pasan, porque de esta forma lo que sí se pierde es la capacidad de dirigir nuestra propia vida. Por ello, parece imprescindible tratar sobre el concepto de "muerte", con la certeza de que todo tiene un fin y tratar de descifrar el misterio y, asombrosamente, la indiferencia con la que la mayor parte de las personas se refieren a este hecho. La muerte en la sociedad actual se ve como algo lejano, incluso podríamos decir que damos la imagen de que no nos concierne. Si preguntásemos a un sujeto cuál es su opinión sobre lo que puede que haya después de la muerte por ejemplo, o qué es lo que le consuela frente a la idea de que todo lo que haga o deje de hacer terminara algún día, probablemente responda que ni siquiera se ha parado a pensar en ello. Esta reflexión nos hace llegar a una conclusión: inmersos en esta sociedad materialista y superficial, parecemos sentirnos muy cómodos intentando aparentar ser invencibles y para nada vulnerables, pero una cosa es segura: el tiempo no discrimina, pasa por igual para todos. A pesar de ello, debemos admitir que el paso del tiempo ha traído consigo la evolución de la especie humana, los adelantos tecnológicos y una calidad de vida de la que, no siglos sino años atrás, no gozábamos.
La conclusión que podemos extraer de lo anteriormente citado es la siguiente: nuestro papel en la historia tendrá un fin y somos nosotros los únicos responsables de decidir qué camino hemos decidido seguir hasta llegar al punto final. Se trata de implicarnos y de que, a pesar de que parece que ya no queda nada por aprender, que ya está todo descubierto, lo mínimo que podemos hacer es dedicarnos a vivir en consecuencia con lo que se nos ha dado hecho. Observar el paso del tiempo desde un rincón apartado parece una pésima manera de asumir que nuestra existencia tiene fecha de caducidad.
Interesante. Te recomiendo leer
http://www.filolaberintobach.blogspot.com/2012/01/tiempo-ritmo-y-poema.html
Tercera parte
a) La definición de voluntad de poder según Nietzsche se refiere a que los seres vivos no sólo existen porque deben mantenerse vivos, sino que sienten la necesidad de utilizar las cualidades que en mayor o menor medida poseen para conseguir más, para seguir creciendo y autorrealizándose. De esta manera aparece la relación entre voluntad de poder y paso del tiempo: a medida que vamos creciendo se van creando unas expectativas sobre nosotros: se espera que triunfemos, que lleguemos a ser alguien, porque somos nosotros los que ya desde pequeños nos planteamos ciertas metas que alcanzar: primero soñamos con ser futbolistas, astronautas o princesas, después desde una visión más realista soñamos con ir a la universidad, más tarde con mantener el puesto de trabajo que tanto nos ha costado conseguir, luego que ese puesto de trabajo nos haga ganar el dinero suficiente como para tener un buen nivel de vida, y mientras tanto esperamos que ese puesto nos siga llenando tanto como al principio, más tarde esperamos que nuestros hijos no nos defrauden y que sigan un buen camino, esperamos tener una vejez feliz y no estar solos en las últimas etapas...es decir, el ser humano va aumentando o, mejor dicho, variando sus expectativas según pasa el tiempo, marcándose diferentes metas en función de la etapa de su vida que esté viviendo en ese momento, de sus inquietudes concretas en esa época. Para resumir la relación entre estos conceptos sería la siguiente: continuamos queriendo más e imponiéndonos nuevas metas a medida que culmina una etapa y con ella las metas ya conseguidas, somos insaciables pero no sólo durante la juventud cuando parecemos tener todo el tiempo del mundo de nuestro lado, sino que la madurez nos hace tener nuevas ambiciones, e incluso en la vejez seguimos queriendo más, seguimos sin conformarnos.
b) El ser humano tiende por naturaleza a autotrascenderse, según Hipona, porque busca alcanzar la plenitud y la felicidad en todos los ámbitos de su vida. Por ello a medida que vamos pasando por las diferentes etapas de la vida, el objetivo que nos guía continúa siendo el mismo: recorrer el camino en busca de la auténtica felicidad. Pero hay que tener en cuenta que para San Agustín esa búsqueda de la felicidad culmina en la última y más alta meta: Dios, es decir, la plena felicidad sólo la podemos encontrar en lo que es superior a nosotros. Podríamos decir que la vida es un camino compuesto por diferentes etapas en las que los sucesivos cambios nos van haciendo madurar para tener, en el último trecho, un objetivo claro y único: alcanzar a Dios para alcanzar con él esa felicidad a la que nos hemos ido intentando acercar a lo largo de nuestra vida y que culmina con el autotrascendimiento, con Dios. Nuestra existencia podría ser un largo proceso en el que con paciencia y constancia nos sumimos en un largo camino que, a medida que vamos quemando etapas, nos acerca un poco más a ese objetivo último (Dios).
c) Respecto a las diferencias entre la voluntad de poder o el autotrascendimiento, relacionados con el paso del tiempo, hemos llegado a la siguiente conclusión:la voluntad de poder concibe el paso del tiempo como una serie de sucesivas oportunidades para ir alcanzando nuevos niveles de auto superación, para ir consiguiendo más, para ver más cercanas aquellas metas que en estados iniciales nos parecían demasiado lejanas. Es decir, según la voluntad de poder el paso del tiempo sería la representación de una serie de objetivos que a medida que pasa conseguimos y en la que encontramos nuevos objetivos aún por conquistar.
Sin embargo, el autotrascendimiento relacionado con el paso del tiempo se trata más bien de un proceso por el que todos los seres humanos debemos pasar, porque forma parte del camino que nos conduce directos hacia el objetivo final: la felicidad absoluta aportada por lo supremo: Dios.
Aún así encontramos una semejanza fundamental entre estas dos variantes desde las que enfocar el paso del tiempo; esa semejanza la podríamos resumir de la siguiente forma:tanto el autotrascendimiento como la voluntad de poder se refieren al paso del tiempo como la consecución de una serie de etapas que nos permiten acercarnos más a nuestros objetivos, pero en este punto cabe señalar que una (el autotrascendimiento) se refiere al objetivo último como Dios y otra (la voluntad de poder) se refiere a objetivos que no finalizan nunca, pues está en la naturaleza del ser humano el inconformismo y el siempre querer más.

Muy completo. Buena reflexión.

Fin del trabajo


  • Grupo 4. Escribe tu nombre, apellido y curso a continuación (máximo 5 participantes por grupo).
1 Mario Martín 2 "B"
2 Daniel García 2º B
3 David Muñoz 2ºB
4 Isamar Gómez 2ºB
5 Carlos Puerta 2ºB

Inicio del trabajo.
PREGUNTA 1

Tras analizar el autotrascendimiento de Agustín de Hipona y el de la voluntad de poder de Nietzsche hemos llegado a las siguientes conclusiones:

SEMEJANZAS

- Ambos buscan alcanzar la verdad absoluta y la felicidad a través de sus diferentes modelos propuestos, Agustín con su “autotrascendimiento” y Nietzsche con su “voluntad de poder”Demasiado corto

DIFERENCIAS

- Agustín alcanza la verdad y la felicidad a través de la unión con Dios, debido a que Dios los encarna, ya que en este mundo las cosas son limitadas; mientras que Nietzsche propone que para alcanzar la verdad y la felicidad nos tenemos que liberar y alejar de Dios, ascendiendo a niveles superiores, porque nunca estamos satisfechos al llegar a un nivel y siempre queremos más..

- Para Agustín la felicidad y la verdad consiste en el proceso de interiorización y autotrascendimiento que nos conlleva a buscar más allá de uno mismo y a acercarnos a Dios a través de verdades inmutables; mientras que para Nietzsche la felicidad y la verdad será la proposición de objetivos y metas finitas que podamos lograr con esfuerzo y perseverancia.


PREGUNTA 2

En nuestra cultura estamos acostumbrados a centrarnos en el tiempo que transcurre entre la vida y la muerte, dando especial importancia al paso del tiempo, ya que es algo que nos trastorna y que no sabemos ni podemos parar. La solución a este enigma ha sido siempre un parámetro de búsqueda por todas las culturas. Sin embargo, hay religiones a las que les preocupaba esa situación más que a otras, como por ejemplo a los cristianos, que afirman la existencia de una vida después de la terrenal y que por ello pretenden conseguir la salvación y la posterior vida en compañía de la divinidad después de la muerte, tras realizar buenas acciones en esta vida. Así logran evadirse de la preocupación del paso del tiempo, ya que para ellos es una manera de acercarse a su Dios.

Aún así y religiones aparte, en todas las sociedades, llevamos de mala manera el paso del tiempo, ya que significa el envejecimiento del cuerpo y la mente y la pérdida de nuestros seres querido al ir acercándonos a la vejez. Lo que no nos paramos a pensar es que, a pesar de todos los contras de ser anciano, también hay pros, como la experiencia adquirida de la vida ylos buenos recuerdos. Además lo que nos va enriqueciendo como personas, y eso se consigue con el paso del tiempo, es la satisfacción de haber hecho lo que te proponías en la vida y haber ayudado a las personas que lo necesitaban.

Además también se puede definir la vida como una consecución de etapas en las que vamos desarrollándonos y en la que nos van formando como personas, hasta que debemos mostrar lo que hemos aprendido a nuestros descendientes.

En conclusión, vivimos en una sociedad demasiado preocupada por el paso del tiempo, que aunque lo vemos como algo normal que ocurre sin poderlo controlar, nos enloquece y tratamos de buscar alguna explicación, ya sea religiosa o científica. Para evitar darnos cuenta del paso del tiempo, deberíamos centrarnos en vivir la vida y pensar lo menos posible en lo viejos que nos vamos haciendo o lo cerca que está la muerte, y más en la experiencia y la satisfacción que ello conlleva.


PREGUNTA 3A

La voluntad de poder y el paso del tiempo son elementos complementarios, van de la mano, ya que la voluntad de poder afirma que el hombre con el paso del tiempo cumplirá todas sus metas pasando y/o superando los niveles´´ que le plante la vida , cada nivel´´ será más duro que el anterior hasta llegar a un final en el que cada ser humano ha proyectado una meta para la consecución final de sus sueños. Para Nietzsche hay dos escollos para la consecución de la meta , que son: el paso del tiempo que estar relacionado con la voluntad de poder y que es algo natural de este , y por ultimo y el más importante , eliminar a Dios en la búsqueda de tu meta ficticia ya que lo considera un estorbo que no aporta ningún tipo de ayuda ha alcanzar tu meta.


PREGUNTA 3B

El autotrascendimiento es un proceso de interiorización, con el cual también podemos llegar a conseguir nuestros logros y metas. El autotrascendimiento será un proceso que nos permitirá llegar a un nivel superior que nos permitirá alcanzar la verdad suprema o Dios. Según nos acerquemos más a Dios iremos conociendo más la verdad y podremos conseguir nuestras metas, y de esta manera seremos felices.


PREGUNTA 3C

La relación principal entre el autotrascendimineto y la voluntad de poder con el paso del tiempo, es que ambos pretenden y buscan la consecución de metas u objetivos, con el autotrascendimiento generalmente serán metas personales e íntimas ya que así lo requiere el proceso. Pero también tiene una diferencia muy notable, y es el modo de conseguir o perseguir dichos objetivos, mediante la voluntad, el individuo se debe apoyar en personas cercanas, en sí mismo o en motivaciones abstractas pero reales, mientras que el proceso de autotrascendimiento requiere la fuerza Divina, la presencia de Dios, como puente para conseguir o buscar lo que se quiere ayudado por la interiorización de la persona.

Correcto
Fin del trabajo.


  • Grupo 5. Escribe tu nombre, apellido y curso a continuación (máximo 5 participantes por grupo).
1 Beatriz Navas 2ºB
2 Triana Agueda 2ºB
3 Helena Crespo Lopez 2ºB
4 Shirley Robalino Riofrío 2ºB
5


Inicio del trabajo.
1) Semejanzas:
  • Ambos dicen que el fin último del ser humano es alcanzar la felicidad.???
  • Ambos afirman que el ser humano encuentra la felicidad fuera de sí mismo, entendido esto no como un medio exterior sino como un estado "superior", el trascendimiento de si mismo.

Diferencias:
  • Para Agustin la felicidad absoluta se alcanza mediante Dios, y para Nietzche la esencia de la vida (voluntad de poder) aparece cuando la hemos liberado de Dios.
  • Para Nietzche, la felicidad consiste en buscar objetivos en nuestra vida, metas externas. Para Agustín, no hay que buscar en el exterior ni proponerse metas, simplemente buscar en nuestro interior (autotrascendimiento) para alcanzar verdades inmutables que nos acerquen a Dios.

2) En nuestra cultura, el tiempo se entiende como una línea continua e infinita por la que la se avanza y por la que nunca se puede retroceder. Solo tiene una dirección y no se puede regresar a ningún punto anterior y detenerse en ella. Ese puede ser un gran problema, porque lo que hacemos en nuestro mundo, puede ser irreversible. El Universo experimenta cambios a lo largo de la continuidad del tiempo y el espacio. Avanzamos por parte de esa línea sin ser muchas veces conscientes de ello, pero se sigue progresando eternamente. El límite de nuestra percepción del tiempo está en nuestra vida. Aunque muramos, el tiempo seguirá pasando eternamente. Es fugaz e irrecuperable, una línea por la que toda materia avanza.
Hoy en día, también las personas ven el paso del tiempo como una oportunidad para mejorar aspectos de nuestro mundo, para conseguir cumplir nuestras metas o deseos para la humanidad, como por ejemplo reducir los accidentes de tráfico o avanzar un paso más en la lucha contra el hambre. Esos pueden ser los objetivos actuales, entre otros, que son como un impulso que se nos ayuda a avanzar en el tiempo.


3)
  • a) Si comprendemos la realidad como voluntad de poder, implica aceptarla tal y como es, proponerse metas finitas y alcanzables para poco a poco ir subiendo continuamente, sin detenerse en punto ya superado. Pero hay algo que limita el ascenso continuo: el tiempo, por lo que debe ser entendido como un impedimento para cumplir nuestras metas cada vez más y más altas eternamente. Sin embargo el paso del tiempo a lo largo de nuestras vidas nos posibilita e acercarse a esos propósitos, ya que si el tiempo no pasara, no podría ocurrir nada, todo sería estático. Nuestras vidas no son permanentes, pero el tiempo sí. interesanteLos instantes se repiten eternamente de forma que nuestra noción de permanencia sea eterna.

  • b) Agustín de Hipona afirma que los tiempos son tres: presente de las cosas pasadas, presente de las cosas presentes y presente de las futuras. Los tres existen en cierto modo en el espíritu y fuera de él no cree que existan. Según la teoría del autotrascendimiento, el ser humano en ese paso del tiempo estaría en constante búsqueda de esas verdades que lo acercan a Dios en su interior y que le llevan a la felicidad plena. Una vez admitida la realidad de tiempo para realizar el proceso, el pasado no sería sino memoria de lo que ha dejado de existir, el futuro se definiría como la expectación de lo que no existe todavía y el presente no consistiría más que en la atención sobre un punto, un instante que pasa y que carece de duración. La actividad del espíritu humano permite la vivencia del tiempo.bien


  • c) La principal diferencia entre la forma de ver el paso del tiempo en Nietzsche y nuestra cultura es que nosotros vemos el tiempo como una línea infinita que no tiene principio ni fin. Para Nietzsche el tiempo es como un ciclo cerrado que se repite una y otra vez. Pero las dos se asemejan con la forma de ver el tiempo en nuestra cultura al afirmar que, sea por medio de repeticiones o de forma lineal, el paso del tiempo es infinito; nunca acaba ni se detiene. Un punto en común entre la forma de ver el paso del tiempo en A. de Hipona y nuestra cultura es que nuestra percepción y vivencia del tiempo está acotada por nuestra vida, asi, en el momento que morimos dejamos de ser conscientes del transcurso del tiempo.Una diferencia con respecto al autotrascendimiento es el hecho de que hoy en día las personas no ven el encuentro con Dios dentro de ellos, según como dice A. de Hipona. En el presente se intenta llegar a Dios por otros medios externos.

Bien. Interesantes comentarios
Fin del trabajo.


  • Grupo 6. Escribe tu nombre, apellido y curso a continuación (máximo 5 participantes por grupo).
1 Marta de Andrés 2ºB
2 yongzhen mao 2ºB
3 Inés Garrán Gómez 2ºB
4 Alba Martín Gómez 2ºB
5

Inicio del trabajo.
Primera parte:

SEMEJANZAS:
- Ambos buscan algo más allá de la vida como tal.Concretar
- Piensan que ese "algo" es la razón de la existencia del ser humano y, por tanto, su fin último.
- Para los dos hay que "renunciar" a ciertas cosas para conseguir este objetivo.
DIFERENCIAS:
- Para Agustín, Dios es el fin último de este camino de búsqueda, Él es la razón de exsistir.
-Para Nietzsche, Dios es una de las cosas a las que renunciar para llegar a ese "algo" que está más allá y esa existencia humana debe superar al cuerpo y al tiempo.
Bien

Segunda parte:
En nuestra cultura, dentro de la realidad de que vivimos en una sociedad desarrollada, teóricamente democrática, con libertad de expresión, asociación, culto y demás; hay diferentes concepciones del paso del tiempo. Somos conscientes de que el tiempo pasa para todos de la misma forma, todos crecemos, envejecemos y tenemos un tiempo limitado, aunque actualmente haya aumentado el tiempo del que disponemos. También sabemos que es imposible volver atrás, cambiar algo que ya ha pasado o volver a vivir algo que ya hemos vivido, pero aún así hay diferentes formas de enfocar esta realidad. Por una parte, los jóvenes, que en la inmensa mayoría de los casos vemos el futuro como algo que nos preocupa lo justo y necesario (estudios o trabajo, familia, casa propia y poco más), y lo vemos como algo que llegará, pero que no tenemos prisa por que llegue,o sí, pero de forma optimista y bastante irreal, preferimos vivir el presente y de alguna forma le tenemos miedo (o respeto) a hablar sobre lo desconocido, lo que habrá más allá y por eso mismo hay tan pocos jóvenes creyentes y practicantes; porque la religión está orientada a la salvación tras la muerte. Si la preocupación por el futuro es prácticamente nula, no necesitamos una fe que nos aclare un concepto tan lleno de incógnitas, como es la muerte, pero en el que no pensamos por creerlo tan lejano.
Por otra parte, los adultos, ancianos o jóvenes creyentes no temen de la misma forma al paso del tiempo y, con éste, a la muerte, ya que creen y confían ciegamente en que no es el final, sino que hay algo más allá. Por tanto, en realidad, la cuestión del paso del tiempo es una cuestión de creencias, y no tanto de edades o ambientes.
Tercera parte
a/ El tiempo es indispensable, la clave para conseguir aquello en lo que consiste la voluntad de poder y por ellos tiene que orientarse a la consecucion de esa voluntad. Nosotros decidimos en que gastar ese tiempo.

b/ Igual que con la voluntad de poder pero encaminada a Dios. El tiempo es la velocidad impuesta para recorrer el camino, de nosotros depende haber llegado al final; a Dios, o no. El tiempo es la oportunidad de conocer a Dios, pero de nosotros depende hacerlo o no. Todos podríamos llegar al fin ultimo, a Dios, si utilizáramos nuestro tiempo de la forma adecuada.

c/ Semejanzas: Todos disponemos de la oportunidad de recorrer ese camino y alcanzar el autotrascendimiento o la consecución de la voluntad de poder y podemos decidir si ponernos en camino o no. Para realizar este camino, solo hace falta esa voluntad, que todos podemos tener, sin distinción.
Diferencias: Cada persona utiliza dicho tiempo como desea, por lo que el resultado es distinto en cada persona. Además no disponemos del mismo tiempo para recorrer ese camino, por lo que puede no dar tiempo a recorrerlo en su totalidad, aunque el mero hecho d comenzar el recorrido ya influye en la vida de uno.
Bien, aunque demasiado breve la tercera parte

Fin del trabajo.


  • Grupo 7. Escribe tu nombre, apellido y curso a continuación (máximo 5 participantes por grupo).
1 Lucas González Romero
2 Mario González Encinas
3 Lucas Subero Domench
4 Jaime Vázquez Cabrero
5 Ricardo valverde jalca


Inicio del trabajo.
1.Semejanzas y diferencias:
Semejanzas:

Ambos dos son rasgos caracteristicos del ser humano?????? que buscan la felicidad del hombre fuera de sí, ya que no nos es dada de nacimiento y es nuestro sentido de la vida; y que pretenden elevarse y ascender sin detenerse hasta llegar a una meta.

Aquí es donde comienzan las diferencias entre ellos:

Diferencias:

– La meta a alcanzar para Agustin es Dios, que es infinito y por tanto, es el limite y no puede superarse; la meta para Nietzsche no es Dios, al que considera un obstáculo para la superación personal, si no que es alcanzar posiciones de poder sin detenerse jamás, intentando siempre superarlas.

– Para Agustín la felicidad consiste en hallar la verdad, y puesto que Dios es fuente de verdad y felicidad supremas, busca ésta última en Él; para ello, debe autotrascenderse en lo mas profundo de si mismo hasta conseguir llegar hasta Dios y ser así completamente feliz. Nietzsche, sin embargo, cree que la felicidad ????se encuentra en el exterior del ser humano, en conseguir los objetivos y alcanzar las metas que nos propongamos mediante nuestra autosuperación.

– Agustín desprecia los bienes materiales porque son finitos, mutables, y porque no son capaces de llenar por completo y para siempre nuestra infinita ansia de felicidad, algo que sólo podria hacer Dios; Nietzsche, sin embargo, opina que la felicidad se encuentra en el control y el uso de los bienes materiales, ya que éstos calman nuestra ansia de comodidad y nos ayudan a alcanzar las metas y posiciones de poder que deseemos, bases para él de la felicidad?dónde dice eso?
– Agustín cree que el individuo no obtiene la felicidad de las cosas que desea, si no de las que Dios considera mejores para él, por tanto, al realizar las obras que Dios nos encomienda, el hombre encuentra la felicidad. Nietzsche afirma, sin embargo, que el individuo obtiene la felicidad al conseguir alcanzar los fines que anhelaba y los retos que se planteaba.

– Agustín acaba su búsqueda de la felicidad encontrandose con Dios mediante el autotrascendimiento; mientras que Nietzsche comienza su búsqueda del camino a la felicidad siendo liberados de Dios y buscando conseguir el poder.no

2.
El modo de entender el paso del tiempo en nuestra cultura es muy variado: algunos lo ven sólo como un mero paso de horas, minutos y segundos; otros como un obstáculo, como un estorbo que les impide alcanzar sus metas; otros como una simple etapa anterior a la otra vida y que sirve como espera de ésta; otros como una magnitud física que mide la duración de los acontecimientos; otros como una espera agónica hasta llegar a la muerte, o simplemente, como una espera para cada cosa; otros como una pérdida de cada segundo que malgastamos, y por ello dedican su vida a luchar por una buena causa, o aprovechan cada instante para estar con las personas que quieren; otros como una sucesión de recuerdos, de lugares, de momentos vividos, de etapas, de personas, de emociones, etc... pero lo que si es seguro es que normalmente vamos con demasiada prisa por la vida y nos preocupamos tanto por el pasado, el presente o el futuro que no nos paramos a disfrutar del tiempo presente, de las cosas que nos suceden o tenemos ahora, las cuales podríamos no haber tenido nunca o no tener en el futuro. El paso del tiempo es inmutable, no se va a detener por nada ni por nadie, aunque algunas personas intenten frenarlo a base de cremas y cirugía estética, sin saber que la única manera de vivir para siempre es en el recuerdo de la gente; y es tan real que deja incluso de ser psicológico para volverse físico en la forma de un reloj o de una franja horaria. El tiempo pasa y nos gobierna desde el momento en que nacemos, sin que podamos evitarlo, ni siquiera podemos detenerlo, o hacerle ir mas deprisa o mas despacio, aunque tengamos la sensación de que cuando vivimos unos momentos agradables pasa más rápido, o mas despacio si no lo son. El tiempo nos hace vivir, nos hace sentir, nos hace experimentar, nos hace conocer y nos hace entender; cuando somos jóvenes nos da fuerza y voluntad, cuando maduramos nos da madurez intelectual, personal y espiritual, y cuando somos viejos nos da experiencia, sabiduría y capacidad de juicio; y a medida que va pasando, nos transforma física y mentalmente. Físicamente, porque hace que nuestro cuerpo se deteriore y hace que ocurran acontecimientos que nos afectan; y mentalmente, porque nos convierte en individuos con más experiencia y conocimiento. Por todo ello, y aunque el tiempo no pase en el interior de nuestras mentes, hay que aprovecharlo, usarlo como impulso de nuestra vida para alcanzar las metas que nos propongamos y no desperdiciarlo jamás, porque segundo que pasa, no se recupera y ningún cambio es reversible bajo la óptica del tiempo; hay que vivirlo, hay que disfrutarlo, para que cuando alcancemos una respetable edad, echemos la vista atrás y nos veamos llenos de arrugas en un espejo, cuando estemos solos y a todos nuestros seres queridos se los haya llevado el tiempo podamos decir que amamos, que vivimos intensamente la vida, que hicimos algo de provecho con ella antes de que nuestro tiempo se acabase, antes de que nuestra hora hubiese pasado.
Fin del trabajo.

A )EL PASO DEL TIEMPO SI LA REALIDAD ES VOLUNTAD DE PODER

¿cómo entender el paso del tiempo si la realidad es voluntad de poder? Para la voluntad de poder el tiempo sólo sería una medida del paso de los momentos de la vida que consistiría en buscar siempre el poder mediante la autosuperación, lo que no necesariamente te da la felicidad, hasta que nos cansasemos de ello porque no podría darnos mas felicidad y decidiéramos pararnos y disfrutar de nuestros triunfos y logros, y reflexionar si aquello en lo que queremos superarnos merece la pena o debemos poner otro sentido a nuestras vidas. Lo más importante es dar sentido a nuestra vida con nuestra evolución como personas y nuestra autosuperación. El tiempo que pasa no importa tanto si lo que haces tiene sentido y te hace feliz, y aunque todos querriamos que pasara mas despacio, el tiempo es el tiempo y nada ni nadie lo puede controlar

B ) EL PASO DEL TIEMPO SI LA REALIDAD ES AUTOTRASCENDIMIENTO

¿cómo entender el paso del tiempo si la realidad es autotrascendimiento? En el paso del tiempo, entendido como autotrascendimiento, se realiza un proceso de interiorizacion del yo mismo hasta alcanzar nuestra felicidad, que es Dios. Actualmente la gran mayoria no lo entiende de esta manera porque casi nadie busca un final llamado “Dios” y porque para llegar a la felicidad por este camino lo primero es creer en la existencia de Dios. La felicidad no es una meta, sino un camino que recorremos buscando a Dios mediante el autotrascendimiento, alcanzando una felicidad infinita cuando llegamos hasta Él.


C) RELACION DE AMBOS CON EL MODO HABITUAL DE ENTENDER EL PASO DEL TIEMPO EN NUESTRA CULTURA

DIFERENCIAS:
San Agustín no cuenta el tiempo, no tiene prisa pues en cualquier momento, cuando muera y vaya al cielo puede llegar a la felicidad, mientras que Nietzsche es un camino continuo en el que si se frena pierde tiempo en llegar a la felicidad. No importa el tiempo que tardes en conseguirlo pues intentado llegar a la voluntad de poder en Nietzsche y al autotrascendimiento en Agustin ya le estas dando sentido a tu vida y una vida con sentido es una vida feliz. La felicidad en Nietzsche es limitada, hasta que lleguemos a un punto en el que no podamos avanzar mas, que no podamos superarnos, debido a que todos tenemos un limite, por tanto esta felicidad sera finita, mientras que la felicidad que nos da el autotrascendimiento es infinita, una vez alcanzado ese punto no se puede perder por lo que es una felicidad infinita.

SEMEJANZAS:
Tanto Agustín como Nietzsche saben que la felicidad no es eterna, y tiene un comienzo y un fin, excepto en San Agustin que podemos llegar a ampliarla si queremos hasta el infinito pero para ello habría que trabajarlo. De alguna u otra manera, los dos se visualizan hacia el futuro sin retroceder ni importar el tiempo que tardes en conseguirlo, pues intentado llegar a la voluntad de poder en Nietzsche y al autotrascendimiento se alcanza la felicidad infinita.

Correcto, excepto algunas afirmaciones sobre Nietzsche

Notas revisadas


2b.jpg